Minas en Bienservida (1841-1931)


Restos de mineral de cobre en el lugar donde estuvo la entrada de una mina en la Puebla

Restos de mineral de cobre en el lugar donde estuvo la entrada de una mina en la Puebla (Bienservida).
Contrasta el color azulado del mineral con las tierras rojas características de esta zona.


INTRODUCCIÓN

       Resulta poco conocido y hasta sorprendente el hecho de que en los noventa años comprendidos entre 1841 y 1931 se registraron en el término municipal de Bienservida, al menos veintitrés minas, once de ellas en el período 1841-1847.

       Es muy probable que la mayor parte de las minas registradas no llegaran a ponerse en producción, por la información que podemos extraer de la lectura del Boletín Oficial de la Provincia de Albacete, pero en muchas ocasiones sí que se constataba en los documentos la existencia del mineral, por lo que su abandono se daría por razones de rentabilidad de su explotación, bien por la escasez o poca calidad del mineral o bien por la falta de inversión que hiciera rentable la explotación de los yacimientos.

       Al tratarse de topónimos y propietarios muy antiguos, en algún caso no hemos podido localizar el paraje donde se registraba la mina y en otros, sólo de manera aproximada. Sin embargo, lo que sí podemos decir, es que el registro de minas de diversos minerales (de hierro, cobre, galena, plomo, etc.) en esos noventa años, se concentra en el término de Bienservida en dos áreas bien definidas: por una parte la Sierra de Guadalmena y por otro Cerro Vico y sus alrededores.

       Además también está documentada en esos noventa años la existencia de baños de aguas ricas en minerales, que se decía que tenían propiedades para la curación de diversas afecciones, así como de explotaciones salinas.

ANTECEDENTES DOCUMENTALES

1578 - Relaciones topográficas de Felipe II.

      La pregunta 24 del interrogatorio versaba sobre la existencia de minas ("Si hay minas de oro, plata, yerro, cobre, plomo, azogue y otros metales y minerales de tinturas y colores, y canteras de jaspes, marmor y otras piedras estimadas"). Esta pregunta no se contestó en Bienservida. Únicamente se hacía referencia a dos saleros a dos leguas de Bienservida en la respuesta a la pregunta 23 del interrogatorio ("de sal se proveen de dos saleros que hay dos leguas desta villa").

1752 - Interrogatorio general del Catastro del Marqués de la Ensenada.

       En la pregunta 17 del Interrogatorio general del Catastro del Marqués de la Ensenada se solicita información sobre "Si hay algunas minas, salina, molinos harineros u de papel, batanes u otros artefactos en el término, distinguiendo de qué metales y de qué uso, explicando sus dueños y lo que se regula produce cada uno de utilidad al año."

      A esta pregunta en Bienservida se responde que “en este Termino no ay mas artefactos que quatro Molinos Arineros en el Rio desta Villa…”, por lo que queda claro que a mediados del Siglo XVIII no se conocía ninguna mina en Bienservida.

Relaciones Geográfico-históricas de Albacete (1786-1789) de Tomás López

      En las Relaciones Geográfico-históricas de Albacete de Tomás López, haciendo referencia a las sierras que dependen de la Ciudad de Alcaraz, se dice: "y no puede negarse, que el pais contie/ne minerales de Yerro, Carbon del piedra, y otros, que están escondidos/ en el centro de las montañas, por no/ haberse procurado su descubrimiento." (RODRÍGUEZ DE LA TORRE, F. y CANO VALERO, J. Relaciones Geográfico-históricas de Albacete (1786-1789) de Tomás López. Instituto de Estudios Albacetenses. Albacete, 1987. Pág. 112)

1844 Interrogatorio de monumentos históricos y artísticos de la Comisión provincial de monumentos

      El Interrogatorio sobre monumentos históricos y artísticos de la Comisión provincial de monumentos de 1844 (26/10/1844) de la provincia de Albacete sí hace referencia a una antigua mina en Bienservida.

      En el apartado dedicado a Monumentos romanos se dice que “a las dos leguas … a la dirección occidental” se tenía conocimiento del hallazgo de “leves vestigios de hornos al parecer de fundición, sin duda por estar contiguos a una boca mina, cuyo foramen (agujero) consta de muchos conductos, y diversas galerías”.

      Las leguas divididas en veinte mil pies (5.572 metros), eran las que se utilizaban en España para medir los caminos antes de que se implantara el Sistema Métrico Decimal. Por tanto, esta mina estaría situada a unos 11 o 12 kilómetros de Bienservida hacia poniente, es decir, en los alrededores del río Guadalmena.

Vista aérea de los restos de una mina de cobre en la Puebla (Visor Sigpac - Bienservida)

Vista aérea de los restos de mineral de una mina de cobre en la Puebla (Visor Sigpac - Bienservida).


MINAS REGISTRADAS EN BIENSERVIDA ENTRE 1841-1847

      En el período comprendido entre 1841 y 1847 se registran en Bienservida, al menos, once minas. Este “boom” es paralelo al que surge en toda la provincia en los años 40 del siglo XIX y es explicado por Juan Bta. VILAR y Pedro Mª EGEA BRUNO, en su artículo “Aproximación a la minería albacetense contemporánea (1840-1930)”, Al-Basit 19 (Albacete, 1986), ps. 33-67, de la siguiente forma:

Albacete y su provincia quedaron integrados desde un principio en el distrito minero de Murcia, de cuya Jefatura de Minas dependía. En la década de 1840, bajo los efectos del “boom” minero murciano, se realizaron numerosas prospecciones en el área albacetense.

Entre los yacimientos registrados, pocos fueron los explotados y la mayoría no tardaron en ser abandonados.

      Estas once minas son registradas por vecinos de Bienservida, pero también de Alcaraz y de Albacete.

      Los parajes en que se encuentran los yacimientos se agrupan en torno a dos áreas principales: cuatro en la Sierra de Guadalmena y otras cuatro en Cerro Vico y sus faldas incluyendo aquí el Saornil y la Puebla ambas en las proximidades de San Blas, excepción hecha de una mina cercana a los Pizorros de Villarrodrigo y otras dos cuya ubicación nos es desconocida (Santa Paula y Cañada de Zaragoza).

      Los minerales registrados son diversos:

Dos minas de hierro
Seis minas de cobre
Dos minas de alcohol (galena)
Una mina de plomo


      Como indica Juan Bta. VILAR y Pedro Mª EGEA BRUNO en el artículo mencionado, por lo general, parece que las minas no llegaron a explotarse o su rendimiento fue tan exiguo que enseguida se abandonaron. Por ejemplo, Mina Alta, una mina de cobre en Cerro Vico fue tácitamente abandonada al no continuar los interesados con el trámite de los expedientes hasta su conclusión.

      La única mina registrada en este período que por los documentos parece que se explotó fue la mina Turruchela, una mina de cobre frente a la Puebla (entre San Blas y Puerto Vico en la falda de Carboneras), como se desprende de la ampliación en dos ocasiones de la designación. Incluso en la primera de las ampliaciones se habla de la explotación años atrás de la referida mina Turruchela:

Se tendrá por punto de partida (de la demarcación) el sitio que anteriormente sirvió de entrada para la mina y hoy se encuentra hundida con porción de tierra movediza extraída de ella, por efecto de haber sido objeto de explotación en otra ocasión.

Mineral de cobre recogido en la Puebla (Bienservida)

Mineral de cobre recogido en donde estuvo la boca de la mina de cobre de la Puebla (Bienservida).


MINAS REGISTRADAS EN BIENSERVIDA ENTRE 1847-1900

      En la segunda mitad del Siglo XIX se registran otras ocho minas, aunque dos de ellas son nuevas demarcaciones de la citada mina Turruchela, en la Puebla.

      Son registradas por personas de muy diverso origen: Chinchilla de Segura, La Puerta de Segura o Siles (Jaén), Infantes (Ciudad Real), Madrid, Cartagena (Murcia) y Albacete y Peñascosa en nuestra provincia.

      Los parajes nuevamente se concentran en esas dos áreas principales: seis en torno a Cerro Vico y dos más en Guadalmena.

      Los minerales son:

Cinco minas de cobre
Una de hierro
Una de mineral argentífero (con plata)
Una de mineral de la tercera sección. Es difícil saber a que tipo de mineral se refiere este registro, ya que en el Decreto-Ley de 29 de diciembre de 1868 estableciendo bases generales para la nueva legislación de minas se indica que:

Se comprenden en la tercera sección, los criaderos de las sustancias metalíferas, la antracita, la hulla, lignito, asfalto y betunes, petróleo y aceites minerales, el grafito, las sustancias salinas comprendiendo las sales alcalinas y térreo-alcalinas, ya se encuentren en estado sólido, ya disueltas en el agua, las caparrosas, el azufre, la piedras preciosas. Debe considerarse que pertenecen a este grupo las aguas subterráneas. (art. 4).


      Nuevamente parece que estas minas, en general, no llegaron a explotarse o si lo hicieron fue con escasa o nula rentabilidad. En minas como Santísima Trinidad, Recuperada, Providencia o Turruchela (2) se desistió de la finalización del expediente o fueron subastadas por impago del Canon por superficie, declarando los terrenos afectados como francos y registrables de nuevo.

MINAS REGISTRADAS EN BIENSERVIDA ENTRE 1900-1931

      Se registraron cuatro nuevas minas:

Tres de hierro en Cerro Vico (Virgen de los Llanos y sus dos ampliaciones), registradas por un vecino de Albacete.
Una de hierro (San José) en Guadalmena registrada por un vecino de Bienservida.

      En el caso de las tres primera, se publicó en varias ocasiones el impago del correspondiente canon de superficie, por lo que probablemente esas concesiones caducaron sin ser explotadas. La superficie de la mina San José, cuatro años después de su registro, fue declarada franca y registrable (1931).

AGUAS MINERO-MEDICINALES EN BIENSERVIDA

      A mediados del siglo XIX, los Baños del Relumbrar en Guadalmena, dentro del término municipal de Alcaraz, a mitad de camino entre Villapalacios y Albaladejo, tenían cierto renombre: algunos días en verano llegaban a ser visitados por más de cien personas. Se decía que estas aguas ayudaban a eliminar cálculos urinarios, curaban el reumatismo y muchas afecciones de la piel (tanto el agua como los lodos de la fuente). Sus aguas formaban una característica “nata” de colores variados como todas las fuentes de aquella zona.

      Los baños de Fuencaliente en Bienservida, muy próximos a los del Relumbrar, cuyas aguas tenían unas características similares, se decía que eran “de menos virtud que los del Relumbrar, pero igualmente concurridos”.

       También Madoz en 1846 (Madoz, Pascual (Madrid, 1846-1850). Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Tomo IV.) cita la existencia de unos baños en Fuencaliente: "la deh. de Fuencaliente con un colmenar y otros baños que producen buenos efectos en los dolores y reumas, y sobre todo en las clorosis ú opilaciones" (estas ultimas, enfermedades producidas por la falta de hierro). También habla de otros baños próximos a los anteriores: "...la (fuente) del Cuarto Nuevo con el titulado Casa del Rio, á cuyas inmediaciones hay unos baños en el sitio de la Monota, muy eficaces para curar las enfermedades cutáneas".

      Por otra parte, Joaquín Roa Erostarbe en su Crónica de la provincia de Albacete (1894) también recoge que en el término de Bienservida, en el sitio conocido con el nombre de la Moneta, se descubrieron unas aguas hidro-sulfurosas, de aplicación terapéutica en las enfermedades cutáneas.

Río Guadalmena a la altura del puente de la Carretera Bienservida- Albaladejo. Al fondo Fuencaliente.

Río Guadalmena a la altura del puente de la Carretera Bienservida - Albaladejo. Al fondo Fuencaliente.


SALINAS EN BIENSERVIDA

      Ya en 1578, en las Relaciones topográficas de Felipe II, como hemos indicado más arriba, se recoge la existencia de dos depósitos de sal situados a dos leguas de Bienservida, aunque no se aclara más su ubicación.

      También en la estadística minera del ejercicio económico 1887-88 (Datos estadísticos correspondientes al año económico de 1887-88. Comisión ejecutiva de estadística minera: Madrid 1890.) se habla de un manatial salado en el término de Bienservida:

La gran extensión que el terreno triásico superior (margas abigarradas) ocupa en Albacete, pues constituye todo el Oeste de la provincia, y la abundancia con que se encuentran en estos terrenos los manantiales salados de que son testigos las Salinas de Pinilla, Villaverde, Socobos, Fuente Albilla, Balsa de Vés, y los pozos de Bogarra, Paterna, Bienservida, etc.,…

      Su ubicación nos es igualmente desconocida, pero existe un topónimo (Cantones de la Salina) en la vertiente norte de Puerto Vico que nos puede sugerir la situación de dicha salina.

      En definitiva todos estos documentos nos hablan de un aspecto de nuestro pasado poco conocido en el que en Bienservida, en paralelo a lo que ocurrió en muchas otras comarcas de España, se desató un gran interés por la explotación de minerales. Aunque se encontraron diversos yacimientos minerales, parece que su explotación nunca resultó rentable, bien por la escasez del mineral, o bien porque no se acometieron las inversiones necesarias para haber rentabilizado su explotación. Por ello, la mayor parte de ellos fueron abandonados rápidamente.

Anexo: Datos de las minas registradas en Bienservida (1841-1931)
Anexo: Datos de las minas registradas en Bienservida (1841-1931).



Volver al principio
Volver a Bienservida sanoynatural

Puedes dejar tu mensaje