Bienservida en el siglo XVI
1. Origen. Término y jurisdicción. Despoblados. Poblaciones vecinas.


      Las Relaciones Topográficas es una obra estadística realizada durante el reinado de Felipe II que reúne las respuestas a unos cuestionarios que se remitieron a las poblaciones por orden del rey en 1575 y 1578. Los cuestionarios recogen aspectos geográficos, demográficos, administrativos, sociales, económicos, históricos, etc. proporcionando una descripción exhaustiva de cada población.

      Los documentos origonales están depositados en la Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid). La obra se compone de siete tomos (seis para los pueblos y ciudades y el séptimo para la ciudad de Toledo). De la actual provincia de Albacete se conservan documentos con las respuestas de veinte poblaciones entre las que se encuentra Bienservida.

      Las transcripciones de este documento, fechado el 8 de octubre de 1578, elaboradas por Carmelo Viñas Mey y por Ramón Carrilero Martínez y otros, serán el hilo conductor de una serie de notas que iré publicando sobre Bienservida en el siglo XVI elaboradas a partir de información recogida además de muchas otras fuentes documentales y bibliográficas que se detallan en la bibliografia

1. ORIGEN DE BIENSERVIDA

      En la relación de 1578 se decía que Bienservida en el tiempo de su fundación, unos 200 años antes y por tanto en la segunda mitad del siglo XIV, se llamaba Matilla (respuesta 1ª) y que como 150 años antes, en la primera mitad del siglo XV, alcanzó el villazgo (respuestas 1ª, 3ª y 4ª). En la respuesta octava se dice que pertenecía al Conde de Paredes de Nava, por merced de Juan II con otras cuatro aldeas (Cenilla, El Pozo, Robledillo, Balazote) en recompensa a los servicios de Rodrigo Manrique en la conquista de la ciudad de Huéscar a los moros, y se entregó por los años 1430 o 1440 según se decía en la relación (en 1436 realmente).

Crónica de Juan II de Castilla. Impreso en 1591
Crónica de Juan II de Castilla. Impreso en 1591 (bdh.bne.es)

2. TÉRMINO Y JURISDICCIÓN

      A la cuestión sobre término y jurisdicción, en 1578 se responde que Bienservida tenía “vn poco de termino e la juridiçion que en el tiene es comulatibe con la çibdad de Alcaraz”, es decir, tenía la jurisdicción compartida con Alcaraz y por la forma de redactar la respuesta se da a entender que en Bienservida no se estaba conforme con la pequeña extensión del término en ese momento: “vn poco de termino”.

      Siguiendo con las respuestas al cuestionario de Felipe II, el municipio de Bienservida, al igual que las otras cuatro villas del Conde, tenía un alcalde mayor encargado de impartir justicia. Los pleitos se enjuiciaban en primera instancia por el justicia de la villa que nombraba el Conde de Paredes y se podían apelar en la Chancillería de Granada (a 32 o 33 leguas).

      En lo militar, Bienservida dependía del Reino de Murcia, donde los bienservideños acudían a los alardes generales que el rey mandaba hacer, en los que se pasaba revista de tropas y equipos.

      En lo eclesiástico, Bienservida dependía del Vicario y Juez eclesiástico de Alcaraz (a 5 leguas) y del Arzobispado de Toledo, a 34 leguas (Bienservida mantuvo esta dependencia de Toledo hasta julio de 1966 en que pasa a la Diócesis de Albacete).


2.1 DISPUTAS TERRITORIALES CON ALCARAZ

      A lo largo del siglo XVI proseguía el conflicto entre las villas del Conde de Paredes y el Concejo de Alcaraz.

      Este litigio tiene su origen en el momento en que la Juan II entrega la aldea de Matilla a Rodrigo Manrique en 1436 en recompensa por sus servicios en la toma de Huéscar, segregándola de las tierras del alfoz de Alcaraz. El concejo de Alcaraz interpretaba que la jurisdicción de los Paredes sobre los vasallos se limitaba al casco urbano "de las texas adentro, e non mas", siguiendo bajo la jurisdicción de Alcaraz las tierras alrededor del pueblo, lo que sería causa de innumerables conflictos. El Conde podía impartir justicia sólo dentro del casco urbano, pero cualquier vecino que saliese a recoger leña o bellota o sencillamente a cultivar una huerta podía ser prendido por la justicia alcaraceña.

Plaza Mayor de Alcaraz
Plaza Mayor de Alcaraz

      Buenos ejemplos de esta situación son, el enfrentamiento entre dos Caballeros de Sierra de Alcaraz con vecinos de Bienservida el 1 de octubre de 1518 cuando dos Caballeros de Sierra sorprenden, parece que de forma fortuita, a un vecino de Bienservida y su criado recolectando bellota (sacudiendo era el término usado en el siglo XVI) en tierras de Alcaraz y, al tratar de prenderlos, acuden en su defensa varios vecinos de Bienservida armados con lanzas y piedras evitando que sean prendidos; también la muerte de un guarda de Alcaraz a manos del Hermano Francisco de Villapalacios hacia 1567, cuando fue sorprendido cortando leña, lo que, dependiendo de la forma en que se hiciese, podía estar prohibido por las Ordenanzas de Caballería de la Sierra (la ley VI de la Ordenanza de 1521 prohibía cortar ramas a menos de 40 pasos del hato, bajo multa de entre 100 y 600 maravedíes, dependiendo de la clase de árbol, cuando era la primera vez que se denunciaba). Al tratar de arrebatarle la prenda (prueba), el guarda resultó muerto y Francisco tuvo que abandonar Villapalacios.

      Todo ello daría lugar a numerosos pleitos que terminaron con la formación de un término y su amojonamiento en el siglo XVI, de forma que en 1578 Bienservida tenía, como hemos dicho, “vn poco de termino” sobre el que tenía compartida la jurisdicción con Alcaraz.

      José Angel Montañes en http://www.historiadevillapalacios.es/02.54.virgen_cortes.htm cita dos reuniones entre representantes de las villas del Conde de Paredes para adoptar medidas contra los abusos de Alcaraz: la primera el 8 de junio de 1586 en la que enviados de las cinco villas se reúnen en Villapalacios para mandar a Madrid a una persona que los represente en su lucha contra esos abusos. La segunda tiene lugar el 9 de noviembre de 1597 en San Blas y en ella los alcaldes de Villapalacios, Bienservida y Villaverde organizan una defensa común frente a las denuncias de los Caballeros de Sierra de Alcaraz en sus términos.


2.2 CONFLICTOS CON LA MESTA

      También surgieron disputas con la Mesta como la que conocemos por sentencia de la Chancillería de Granada dada el 21 de enero de 1584 a petición del Concejo de la Mesta que mantenía un pleito con el Concejo de la villa de Bienservida por haber acotado el abrevadero de Utarax y la Hoya del Espino. La sentencia se conserva en el Archivo Histórico Nacional.

      Estos asuntos se juzgaban en primera instancia por los llamados alcaldes entregadores, que se encargaban de hacer valer los privilegios reales de la Mesta, como pastos o pasos y los conflictos entre propietarios de tierras y pastores. En primera instancia el Licenciado Vélez de Jaén, alcalde entregador, condenó al Concejo de Bienservida a dejar libre la dehesa y abrevadero, así como una multa de 20.000 maravedíes. Bienservida apeló en la Chancillería de Granada y se revocó en parte esta primera sentencia, reduciendo la sanción a 100 maravedíes, aunque se mantenía la obligación de dejar libres las tierras del abrevadero.


2.3 ACUERDOS CON VILLAPALACIOS POR LA DELIMITACIÓN DE LOS TÉRMINOS

      A lo largo del Siglo XVI también existen enfrentamientos entre Bienservida y Villapalacios por la delimitación de ambos términos. Pedro Losa Serrano recoge en “Las ordenanzas municipales de Villapalacios de 1590. Aspectos generales” el acuerdo al que llegan ambas villas en el lugar llamado "Navazo de la Guitarraxa", a mitad de camino entre las dos poblaciones el 26 de enero de 1587 con asistencia de oficiales de Bienservida y Villapalacios.

      Ese lugar bien pudiera ser lo que hoy se llama Alto de la Hoya de los Guijarros y seguramente el mismo del litigio con la Mesta descrito más arriba, en primer lugar dada la similitud fonética entre Guijarros, Guitarraja y Utaraj (la x hay que leerla como j, como en México). Además, este lugar linda con lo que hoy se llama Navazuelos, también coincidente con el Navazo que se menciona en 1587. Y en efecto, este lugar se encuentra aproximadamente en la mitad del trazado del antiguo camino entre ambas poblaciones, cerca del actual repetidor de televisión.

      En ese acuerdo se decide:

- La jurisdicción y explotación compartida por ambos Concejos de la dehesa de San Cristóbal (de Villapalacios) y de la dehesa de la Guitarraja (de Bienservida).
- La utilización conjunta de la ermita de San Blas (de Bienservida), a la que los vecinos de ambas villas podían acudir en romería y que los alcaldes de Villapalacios puedieran impartir justicia en la ermita.
- Acotar con claridad los términos con nuevos mojones.

      Con este pacto se intenta poner fin a mucho tiempo de disputas por la delimitación de los términos de las dos villas.

      Este acuerdo fue ratificado en Bienservida mediante un concejo abierto al que asistió la mayoría de los vecinos y en Villapalacios por concejo extraordinario igualmente con asistencia de muchos vecinos.

Ermita de San Blas en la actualidad
Ermita de San Blas en la actualidad

3. DESPOBLADOS EN EL SIGLO XVI

      En el siglo XVI en Bienservida existían dos lugares ya despoblados: Turruchel y La Puebla.

      De la población que había existido en Turruchel por más de mil años ya sólo quedaban restos de edificios y cerca de allí los cimientos de un castillo (respuesta 31ª).

      Algo parecido ocurriría con los restos de la Puebla, en las faldas de Carboneras, cerca de San Blas. Creemos que la población de la Puebla se habría ido trasladando a Matilla a partir de la fundación de la segunda -mediado el siglo XIV- seguramente por la escasez de agua, como sucedió con los habitantes de Villapalacios (tal vez a causa de la grave sequía de 1375 y 1376). En la relación de Villapalacios se dice que más arriba de Vico, allí cerca, existían otros villares ya derribados (La Puebla) en la Dehesa de Carboneras.

La Puebla y Vico
Lugar donde se encontraba la Puebla, a la izquierda y Vico, a la derecha, en las primeras elevaciones del terreno. (Foto Google Maps)


      Según Carlos Ayllón (Ver Bibliografía), durante mucho tiempo La Puebla y Matilla formaron una única parroquia atendida por un mismo cura. Todavía a principios del siglo XVI (1500) la administración religiosa llamaba a la parroquia de Bienservida “La Puebla con Matilla”, lo que parece indicar que en un principio Matilla era un lugar anejo a La Puebla, aun cuando La Puebla ya se había despoblado y Matilla había cambiado su nombre al actual de Bienservida. Ya en 1501 se corrige el error y la parroquia aparece como de Bienservida, teniendo asignado un curato y medio préstamo. El curato pertenecía a Fernando Martínez de los Arcos, canónigo de la Catedral de Jaén, pero como éste nunca estaba en Bienservida, se sustituye por Juan Sánchez. La renta era de 12.000 maravedíes y 160 fanegas de pan; el medio préstamo -la mitad de la renta del curato- se entregaba a Alonso Yáñez, canónigo de la Catedral de Toledo.

4. POBLACIONES VECINAS


4.1 BAYONAS

      El núcleo de población más cercano a Bienservida en el siglo XVI era la aldea de Bayonas. Esta aldea, ya desaparecida, estaba a unos 500 metros de Bienservida, en los alrededores de la Loma de San Agustín y era de la jurisdicción del Partido de Segura de la Sierra, estableciendo el límite norte de las tierras de la Orden de Santiago en esta zona. Su origen parece ser la unión de la población de tres barrios, que apenas serían tres cortijos. Utilizaremos algunos datos sobre Bayonas a lo largo de este documento ya que su gran proximidad a Bienservida nos permite ampliar el conocimiento sobre la vida en nuestro pueblo en el siglo XVI.

      La relación de Bayonas nos da numerosos datos que permiten situarla con alguna precisión: por un lado se nos dice que “no dista sino hasta un tiro de arcabuz” de Bienservida, medida imprecisa pero que no sería más de trescientos o cuatrocientos metros. Por otro lado, se nos dice que el arroyo que baja de la zona de Bayonas “pasa por junto á el lugar y un tiro de vallesta, y menos mas vajo del lugar se junta con el río de la villa de Bien Servida que se nombra el río el Carpio”. Por tanto, el lugar se encuentra a un tiro de ballesta (quizá doscientos metros) del lugar donde se une el arroyo de Bayonas y el rio Carpio (Turruchel). La ermita de San Agustín se encontraba “á la parte de arriva del lugar”. La distancia al término de Alcaraz, delimitado por el río, era “un tiro de Vallesta antes menos que más”. Además, el mojón que delimitaba los términos se encontraba en la mitad de la distancia entre ambas poblaciones: “dista del mojón otro tiro de vallesta, de manera que del un lugar á el otro avrá un tiro de arcabuz porque en el comedio de los dos pueblos, está el mojón”.

      Todos estos datos conducen a situar la población de Bayonas junto a la Loma de San Agustín y al arroyo de Bayonas. Esta escasa distancia haría que los vecinos de Bayonas, todos ellos pastores o labradores, estuvieran vinculados a Bienservida en muchas de sus actividades y necesidades diarias, seguramente mucho más que a los otros pueblos de su partido, como Villarrodrigo, Génave o Siles y su presencia en la villa sería habitual. Por ejemplo los bayonenses, utilizaban los molinos de Bienservida para moler el grano, ya que ellos no disponían de molino.

Lugar donde estaba Bayonas (en el centro de la imagen) desde Bienservida
Lugar donde estaba Bayonas (en el centro de la imagen) desde Bienservida

      En el momento en que se escribe la relación de Bayonas, 1575, la aldea contaba con 30 vecinos, algo más de 100 habitantes, pero antes de finalizar el siglo XVI se inició su declive, con la emigración de siete u ocho vecinos (familias) ganaderos, como recoge Antonio Domingo en su blog sobre Historia de Villarrodrigo, hasta desaparecer a finales del siglo siguiente.

4.2 OTRAS POBLACIONES

      Otros pueblos vecinos que se mencionan en la relación son Villaverde hacia saliente (a dos leguas grandes “por camino torcido por ir por sierras”, Siles hacia el mediodía, a tres leguas igualmente por “camino torcido” por ir por sierras, Villamanrique hacia poniente, a seis leguas por “camino derecho” y Villapalacios al norte, a dos leguas de camino torcido, ya que se utilizaba la que luego se llamó “Trocha de Villapalacios” pasando la cuerda montañosa que separa ambas localidades a la altura del actual repetidor de televisión.

BIBLIOGRAFÍA


Volver al principio
Volver a Bienservida sanoynatural


Puedes dejar tu mensaje